Las propiedades de inversión son muy diferentes. Un inversor puede tener interés en propiedades comerciales, propiedades multifamiliares, y viviendas unifamiliares. Cada de estos tipos de propiedades ofrece una variedad de opciones. Algunos inversores quieren comprar una vivienda y renovarla para revenderla con fines de lucro. Otros quieren comprar propiedades para alquilarlas a inquilinos.

Las inversiones comerciales

Las inversiones comerciales son edificios que atraen a las empresas para alquilar o comprar. Pueden ser un centro comercial o un edificio independiente que podría ocupar una o más empresas. Un ejemplo es un edificio que sería ocupado por una peluquería, compañía de seguros, farmacia, clínica veterinaria, centro médico, o cualquier cosa que pueda imaginar. Los usos son determinados por la zonificación y las ubicaciones que apelan a las necesidades del negocio. Otros edificios comerciales son edificios multifamiliares más grandes como complejos de departamentos. Es importante que los inversores evalúen los gastos expectidos para mantener el propiedad, y luego los comparen a los ingresos expectidos. Sólo el inversor puede decidir si el flujo de efectivo anticipado es suficiente para hacerlo rentable.

Las inversiones residenciales

Las viviendas residenciales, los dúplexes, y apartamentos pequeños son una clasificación diferente. Otra vez, es importante que el inversor evalúe los gastos y los ingresos expectidos.

Los oportunidades de inversión

Ambas categorías pueden ofrecer la oportunidad de comprar y mejorar la propiedad para revenderla a un nuevo usuario. Esto se llama «voltear una propiedad.» Puede haber pautas como cuánto tiempo debe mantenerse antes de que se revenda.

Estas oportunidades se pueden encontrrar en el mercado con propiedades que aparecen en la MLS para la venta. Las propiedades propiedad del banco, las ejecuciones hipotecarias, las casa en apuras, y las ventas de fincas también son coincidencias posibles para los inversores.

Muchas veces, nuestro equipo conozca a propiedades que ya no están en el mercado. Tener un agente que tenga conexiones grandes y sepa lo que buscan los inversores es ideal.